fbpx
ARTÍCULOS
15
02
2018

Los trucos que nadie te va a enseñar para mantener la posición en el pelotón.

Moverte en el pelotón como pez en el agua es difícil, requiere mucho tiempo para aprenderse, pero es sin duda la técnica que te va a hacer subir a más podios:

¡Rodad adelante!, ¡siempre adelante!, ¡no os quiero ver por la cola del pelotón!… sin lugar a dudas, esta es la orden más común que da cualquier director antes de las carreras. Probablemente, al 99 % restante de los corredores les han comunicado la misma orden antes de salir, lo que hace que estar adelante sea una batalla campal de frenazos, codazos, insultos, idas y venidas.

¿Por qué es tan importante esta posición para todos los ciclistas?

Rodar entre los primeros puestos del pelotón, pero resguardados del viento, se conoce como “ir en butaca”: es la mejor zona para rodar dentro del grupo por varios motivos:

  1. Tienes un menor riesgo de caída.
  2. Ahorras energía, evitando tener que ir adelantando al pelotón cada vez que quieres llegar a la cabeza.
  3. Ves cómo transcurre la carrera: quién ataca, quién marcha escapado, qué obstáculos se aproximan…
  4. Si el pelotón se corta, te pillará en el grupo delantero.
  5. Estás en la mejor posición para atacar, o coger agua del masajista de turno.
  6. Y, sobre todo, evitas los temidos “látigos”. Un látigo es cuando el pelotón, que marcha ancho y compacto, se tiene que estrechar y alargar mucho al entrar en zonas estrechas o a la salida de curvas cerradas. Los primeros ciclistas del pelotón apenas tienen que ralentizar, pero los ciclistas de la parte trasera tienen que perder mucha velocidad y esperar mientras se pasa el “embudo”. Esto provoca un efecto acordeón, donde la cabeza y la cola del pelotón se estiran mucho para luego tener que reagruparse. Este efecto puede hacer verdaderos estragos: imagina un pelotón estirado donde la cabeza de carrera marcha a 50 km/h: los ciclistas de cola tendrán que estar un buen rato a 60-65 km/h hasta ser capaces de recuperar el hueco: tendrán que hacer un esfuerzo titánico.

    Aquí sufrimos un poco el látigo después de la curva, pero será mucho peor para los que marchan más atrás…

“¿Qué es el látigo? Cuando un grupo de ciclistas toma una curva, el primero lo hace sin apenas perder velocidad. El segundo también, pero deja de pedalear unas décimas de segundo antes para generar una distancia de seguridad con el primero. El décimo ya se ve forzado a tocar el freno para no frotar su rueda delantera con la trasera del noveno. El trigésimo tiene que frenar bastante más, y se ve obligado a acelerar al salir de la curva para no perder el rebufo del ciclista que le precede. Los últimos del grupo directamente tienen que esprintar tantas veces como curvas haya. Eso es el látigo”.  Fran Reyes, 19/05/16 https://www.elespanol.com/deportes/ciclismo/20160519/125987680_0.html

En este vídeo podemos un ejemplo de “látigo” en el Tour de Flandes. Podemos ver cómo el látigo estira el grupo y resulta devastador para los ciclistas que marchan más fatigados, haciendo que se corten pese a que el terreno es llano.

Ahora que ya sabes la importancia y las virtudes de ir bien colocado en el grupo, te contaré también el lado negativo:

  • Ir toda la carrera peleando la posición nos genera un desgaste mental que disminuirá nuestra capacidad de sufrimiento a final de carrera. Varios estudios científicos han demostrado que el agotamiento mental influye negativamente en un esfuerzo físico posterior (estudio) (estudio).
  • Ten claros tus objetivos y el momento de la carrera: en situaciones de calma, o en etapas fáciles donde no tengas objetivos de disputar, puede ser mejor estrategia mantenerte a la cola del grupo, disfrutando, sin gastar la capacidad de concentración y minimizando el riesgo de caídas —rodar totalmente a cola dejando distancia con los demás ciclistas también minimiza el riesgo de caída, pero tienes otro riesgo: que se provoque un tapón en la carretera y no puedas pasar—.

Viendo los pros y los contras, si tienes intenciones de ganar carreras o hacer buenos resultados, seré claro: necesitas estar más del 80 % del tiempo en la parte delantera del pelotón. Sobre todo, en las zonas más peligrosas o reviradas, y en las partes clave: subidas, bajadas, paso de pueblos y sprints.

Flujos dentro del pelotón

Llegamos a la parte práctica, la más difícil. 180 corredores compiten entre sí por ir entre los veinte primeros del pelotón, para beneficiarse de todas las ventajas. Para ser capaces de mantenernos aquí, primero debemos entender cómo es el movimiento normal de ciclistas dentro del grupo:

Conforme el pelotón avanza, los ciclistas estamos en movimiento dentro de él, mejorando o empeorando posiciones. Casi nunca nos quedamos estáticos. Hay por tanto dos corrientes:

  • Los corredores que adelantan posiciones, generalmente por los lados del pelotón. Expuestos al viento: a veces se hace necesario pasar por encima de la hierba o grava para poder hacerse un hueco. En caso de gente muy técnica, es posible adelantar por el interior del pelotón, pero es peligroso y vas a perder muchos amigos.

Los ciclistas de la parte trasera del grupo necesitan abrirse paso por los laterales del pelotón.

  • Los corredores que pierden posiciones, generalmente por el centro del grupo, al ser adelantados por los corredores que pasan por los lados.

Los corredores de la parte delantera del grupo retroceden al ser adelantados por los corredores que avanzan por los lados.

Cuando llegas a la parte delantera del pelotón, tienes dos opciones: irte al centro a resguardo del viento, o quedarte en el lado luchando contra él. Obviamente, la mejor opción es la primera, ya que nos permite estar adelante y resguardados.

¿Cómo mantenerte en la parte delantera del pelotón sin gastar energías?

  1. Rotando dentro de los flujos de avance y retroceso del pelotón: la mejor idea para mantenerte delante es hacer la rotación lo más corta posible. Una vez que estamos en el centro y empezamos a ser adelantados, deberíamos ir escorándonos hacia uno de los lados para conseguir pasar de nuevo adelante.

El ciclista experto -amarillo-, realiza las rotaciones en la parte delantera del pelotón, así no pierde la cabeza.

En este gráfico se observan perfectamente los movimientos rotatorios del pelotón. Lo normal en ciclistas inexpertos sería seguir la línea morada: ir retrocediendo por el centro y una vez llegamos atrás, darnos cuenta de que estamos los últimos y volver a recuperar posiciones por el exterior, con el gasto que ello supone.

Un ciclista inteligente seguiría la trayectoria amarilla, escorándose hacia el lado en cuanto nota que empieza a quedarse encerrado y a perder posiciones, manteniéndose todo el tiempo en el tercio cabecero del grupo.

  1. Adelantar por el exterior sin gastar demasiada energía. Si no es un momento crucial y puedes permitirte esperar, sitúate en el lateral del pelotón y espera a que otro ciclista adelante al paquete por el lado, desgastándose contra el viento. Entonces ponte a su rueda y avanza tras él, ganando las posiciones con mucho menos esfuerzo.
  2. Dentro del pelotón, trata de estar siempre entre dos ciclistas, y no justo detrás (rueda con rueda). Situarnos en el medio de los dos ciclistas que nos preceden nos permite tener un margen en caso de frenazo, ver más carretera delante de nosotros, evitar hacer el afilador… y ser capaces de mantener la posición en el grupo de forma más sencilla.
  3. Rodar en equipo ayuda mucho. En carreras profesionales, muchos equipos son capaces de mantener la posición constante dentro del grupo, gracias a la labor de algunos miembros del equipo, que pasan gran parte de la etapa cortando el viento a los de detrás. Esto hace que disminuyan los movimientos cíclicos del pelotón de los que hablamos en el punto 1. Generalmente, en categorías élite-sub23, féminas, juveniles o máster no ocurre esto, pero es buena idea de todas formas marchar agrupados, ya que se consigue un mayor respeto por parte de los rivales y es menos probable que tiendan a quitarnos la rueda de nuestro/a compañero/a.
  1. Agárrate en la parte baja del manillar para evitar enganchones, y ante todo no sueltes las manos del manillar, no empujes y no insultes. Hay kilómetros de sobra para adelantar, y si llegas a provocar una pelea con alguien, ambos/as perderéis vuestras opciones.

Este vídeo de la preparación de un sprint es un ejemplo perfecto de los puntos que acabamos de discutir. Se puede ver cómo los corredores que adelantan lo hacen por la parte exterior del pelotón, generalmente. Cómo ningún corredor se pone justo detrás de otro, sino que buscan los espacios entre los dos corredores delanteros. Cómo buscan escorarse hacia el exterior al ser adelantados para volver a progresar, se agarran a la parte baja del manillar y el poder del equipo para ganarse el hueco y proteger al sprinter para que sea capaz de mantenerse de forma más fácil en la cabeza del pelotón.

Podemos afirmar que un ciclista sin equipo tendría mucho más complicado mantenerse ahí, viéndose obligado a progresar más veces por el exterior y por tanto gastando muchas más energías antes del sprint.

Otros consejos para rodar en pelotón de forma segura:

  • Sé predecible, mantén la línea y haz los cambios de dirección de forma muy lenta y sutil. No estás solo en el pelotón. Un bandazo puede provocar la caída de otros ciclistas detrás de ti, así como la tuya, romper tu bici, tus cambios… y ganarte muchos enemigos.
  • Trata de no dar frenazos bruscos ni ir frenando todo el tiempo: gastarás mucha energía. Es mejor dejar un poco de hueco entre el ciclista delantero y tú para que simplemente tengas que dejar de pedalear en caso de que te acerques demasiado.
  • Anuncia y señala los peligros. No cuesta nada sacar la mano para avisar de que el arcén de repente se acaba, de un coche, un agujero… o como mínimo gritarlo: “¡Bache!”, “¡Agujero!”, “¡Coche!”, “¡Piedra”! No cuesta nada, evita caídas de otros corredores y estos en otras ocasiones te las evitarán a ti. El ciclismo ya es bastante peligroso como para que encima busquemos propiciar o no evitar la caída de otro corredor.
  • No ralentices la velocidad al ponerte de pie. Practica para no dejar de dar potencia al erguirte en los pedales. Es un fallo muy común en algunos ciclistas principiantes y realmente molesto cuando se va en pelotón.
  • Si pinchas o paras… ¡en el lado derecho! Por más que insisten los árbitros, es algo que parece no quedar claro. Parar en el lado izquierdo te pone en serio peligro a ti y al resto de corredores.
  • Trata de no soltar ni una mano del manillar al pasar pueblos o ciudades. Suelen estar repletos de badenes, alcantarillas, botes caídos… Pisar uno de estos, aunque sea con una mano, te supondrá una caída casi segura. Si tienes que comer o beber, espera un poco a salir de la zona urbana.
  • ¡¡NO MIRES HACIA ATRÁS DENTRO DEL PELOTÓN!! Así, en mayúsculas, porque de verdad esto es una de las cosas más peligrosas que he visto en un pelotón donde nos jugamos la vida. El pelotón está siempre en movimiento, hay que ir con mil ojos y concentración. En cualquier momento alguien se cruza por delante, hay una piedra, una curva… lo que sea. Mira siempre hacia adelante, y si en algún momento tuvieses que mirar para algo hacia atrás, apártate del grupo y asegúrate al 200 % de que no hay peligro.

Foto de diegoweb.net

Como veis, el pelotón es un entorno muy cambiante y moverse bien dentro de él requiere de mucha práctica, algo que tardaremos años en conseguir. Por experiencia, cuanto más alto es el nivel de la competición, más alta es la tensión dentro del pelotón, pero menor el número de caídas.

Esto se debe a que los corredores de mayor categoría tienen más interiorizados todas estas normas y comportamientos del pelotón, además de que en categoría profesional la norma es avisar siempre al grupo de los peligros que se avecinan, y está muy mal visto realizar maniobras que puedan poner innecesariamente a otro corredor en peligro.

 

Si te ha parecido útil este artículo, no olvides compartirlo. Puedes subscribirte a nuestra newsletter, donde te avisaremos cada vez que publiquemos algo nuevo, además de darte acceso a información reservada a suscriptores.

 

 ¿Cuáles son vuestras experiencias dentro del pelotón? ¿Cuál es tu estrategia? Cuéntanos las peores cosas que has visto a alguien hacer dentro de un pelotón o grupeta.

Etiquetas de esta entrada

Autor: Manuel Sola Arjona

Comentarios
2
Antonio Campos Donaire

Enhorabuena Manu, me parece un artículo muy interesante, con pequeños consejos, la gran mayoría basados en la experiencia, que poca gente sabe y que puede ayudar a mucha gente, no solo para beneficio propio, sino también para la seguridad del conjunto.
También te tengo que decir que tus artículos más “científicos´´ son geniales, bastante fáciles de comprender y muy bien fundamentados para los que queremos ahondar más en el tema.
¡¡sigue así!!

Manuel Sola Arjona

Muchas gracias Antonio.
Tu comentario me da motivación para seguir trabajando en estos artículos, pues requieren de bastante tiempo de trabajo.
Gracias por leer el blog y espero que te sigan gustando los próximos =).

No se puede comentar

ATENCIÓN PERSONAL

Cuéntanos tus necesidades y te recomendaremos el mejor precio/plan que se ajuste a ti.

Escríbenos

PROMO

Precio especial contratando el servicio de Nutrición + Plan Entrenamiento.

Ver plan

CONTACTO

Si tienes alguna duda o consulta sobre algún plan de entrenamiento escríbenos a contacto@msa.training o llámanos al:

+34 687 104 071